Uncategorized

Gestión de infraestructura de TI: una introducción

Todas las organizaciones exitosas confían en su infraestructura de TI, que se compone de software, hardware y varios otros componentes necesarios para entregar TI, para la ejecución sin problemas de sus actividades comerciales. La gestión eficaz de los sistemas de TI es crucial para aprovechar la TI y proporcionar mejores servicios a los clientes.

La gestión de la infraestructura tiene como objetivo utilizar y administrar de manera efectiva diversos componentes de los sistemas de TI para garantizar la prestación del mejor servicio posible a los clientes, en todo momento. Dado que todas las actividades de la empresa dependen de TI de múltiples maneras, es esencial administrarla de manera eficiente y mantenerla libre de complicaciones. La administración de TI también tiene un papel crucial en la automatización de las funciones, apoyando el rendimiento y los niveles de disponibilidad del servicio.

Muchas organizaciones hoy intentan escalar su TI para administrar redes, aplicaciones y bases de datos globales. Los objetivos clave de la gestión de la infraestructura son:

· Disminuir la duplicación de esfuerzos.

· Aumentar la productividad.

· Asegurar el cumplimiento de las normas.

· Para garantizar un tiempo de inactividad mínimo

· Para disminuir el riesgo comercial

· Asegurar la continuidad del negocio.

· Para mejorar la adaptabilidad

· Para reducir los costos operativos.

· Aumentar la calidad del servicio.

· Adherirse a los planes de negocios.

La gestión de TI desempeña un papel crucial en la rentabilidad general y el logro de los objetivos de la organización, ya que una buena gestión garantiza una menor incidencia de problemas de TI y resuelve los problemas antes de que haya un impacto en la continuidad del negocio. Cada empresa tiene un conjunto único de prácticas de gestión de TI que se desarrollan a lo largo de un período de tiempo para satisfacer las distintas necesidades y desafíos de la organización.

La administración de TI a veces puede ser extremadamente difícil para una empresa, especialmente porque la infraestructura de TI es una combinación única de recursos y capacidades. La infraestructura de TI debe ser apropiada para las necesidades del negocio y, por lo tanto, las actividades de gestión deben orientarse hacia el apoyo de los objetivos operativos y estratégicos de la empresa. El enfoque debe estar en el mantenimiento de los sistemas existentes y en agregar nueva infraestructura, cuando sea necesario.

La gestión de TI tiene como objetivo reducir los costos sin comprometer la calidad, lo que puede ser muy difícil de lograr internamente. A veces, las colaboraciones y asociaciones con proveedores externos de TI pueden proporcionar soluciones adecuadas.

La infraestructura de TI debe ser escalable y estar abierta a desviaciones o modificaciones en el futuro, ya que garantizará que la empresa esté preparada para cumplir con los requisitos comerciales futuros. Dado que las aplicaciones comerciales no se pueden construir sin un soporte de TI sólido, es crucial que la infraestructura de TI sea a prueba de fallas en todo momento. No solo eso, también es crucial que su infraestructura de TI esté bien alineada con sus objetivos comerciales a largo plazo.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar